Poniendo a prueba nuestras
habilidades en torneos de Poker

Torneos con reentrada

En ocasiones, puede que hayamos pasado un tiempo ahorrando para entrar en un torneo determinado de poker en el que hemos puesto grandes expectativas. A veces el resultado no será el esperado, y seremos nosotros mismos los encargados de evaluar en qué hemos fallado y qué debemos mejorar. Sin embargo, son muchas las ocasiones en que podemos pensar que un resultado negativo no ha dependido por completo de nuestros errores o puntos débiles, y será cierto. Para eso están los torneos con opción de reentrada, un seguro de vida al que podemos acogernos en caso de que la suerte no haya estado de nuestro lado en los torneos.

Existen torneos con reentrada que nos ofrecen inmediatamente la opción de repesca en el mismo instante en que dejamos nuestras fichas a cero. Otros, nos permitirán la reentrada en ciertos momentos del torneo en el que las partidas se encuentren en una pausa o haya finalizado una determinada ronda. Antes de entrar a un torneo con opción de reentrada, debemos sopesar delicadamente si nos resultará rentable comprar la repesca. Para ello, es necesario estimar qué parte de nuestro bankroll vamos a dedicar a la entrada en el torneo y a jugar en este, y cuál es el límite de pérdidas que nuestra cuenta puede sufrir.

Si tenemos dinero suficiente para acceder a la reentrada, esta puede ser una gran opción en el caso de que creamos contar con buenas opciones en las siguientes rondas del torneo, o si se trata de la única competición en la que hemos planeado participar durante un largo tiempo. La opción de reentrada se vuelve mucho más realista en torneos satélite, en los que nos jugamos la entrada a un torneo de mucho más calibre. Si se nos ofrece esta posibilidad, merecerá la pena hacerlo siempre que esta sea nuestra única oportunidad cercana para entrar en un torneo de gran prestigio.

Existen diversos casos en los que la casa puede poner añadir esta opción sin aviso previo. Si, por ejemplo, en un gran torneo se ha dado la circunstancia de que hayan caído grandes nombres en las primeras rondas y la competitividad del torneo se haya visto afectada en gran medida, es probable que la casa nos ofrezca volver a enrolarnos en el torneo por un módico precio. Si contamos con el dinero suficiente y opciones de ganancia, los torneos con reentrada son una excelente opción para continuar moviéndonos al ritmo de los profesionales del poker.