Poniendo a prueba nuestras
habilidades en torneos de Poker

Los torneos de poker son el campo de batalla sobre el que pondremos a prueba nuestras habilidades manejando las cartas. Todo jugador novato comienza probando suerte en las mesas abiertas de poker online, pero si queremos progresar y profesionalizar nuestro juego, nuestra mejor apuesta será comenzar a comprar entradas para torneos. Muchos jugadores aficionados que comienzan participando en torneos de forma ocasional han terminado consiguiendo la clasificación para torneos internacionales con ingentes premios, y tú puedes ser uno de ellos.

Si aún no somos jugadores experimentados en el poker, nuestra mejor opción es comenzar con los torneos Freeroll. Estos son los únicos torneos en los que la entrada no cuesta dinero, pero que a la vez ofrecen recompensas monetarias decentes en el caso de que nos hagamos con la victoria. Los límites de apuesta suelen ser bajos, lo que también nos ayuda a minimizar las pérdidas. Es posible que nuestro casino online sí que ponga una serie de requisitos para garantizar la entrada en estos torneos: en muchos casos necesitaremos sumar puntos jugando a diario en las mesas, o contar con invitaciones por parte de la casa o de otros jugadores para obtener acceso limitado a la competición.

Los torneos multimesa, por otro lado, son una característica que la mayoría de casinos online están adoptando para atraer a aquellos jugadores que disfrutan de un juego más social, dinámico y multitudinario. En estos torneos no contaremos con límite de entrada, por lo que un número indeterminado de jugadores llenarán las diferentes mesas virtuales y los botes serán cada vez más altos. Los grandes eventos mundiales de poker son torneos multimesa que conducen a una mesa final, que a veces se distingue con el nombre de evento principal o main event, conformada por ciertos jugadores que han pasado por una multitud de mesas de poker con éxito. De esta manera es como se suman los inmensos premios en efectivo de los torneos internacionales: de cientos de jugadores, sólo puede quedar el mejor.



Los torneos satélite, en cambio, son una aspiración constante para los jugadores más ambiciosos. Estos torneos ofrecen como premio la clasificación directa para torneos de mayor envergadura. En cada torneo satélite, un número de jugadores, determinado por el precio de entrada al torneo (buy-in), conseguirá clasificarse para un evento de gran calibre. En ocasiones, estos serán torneos que tan sólo multiplican el precio de entrada del torneo satélite: existen torneos con precios de buy-in de 20$ que pueden clasificarnos para torneos de buy-in de 200$, por ejemplo. Pero en otras ocasiones, estos torneos nos darán el pase directo a grandes eventos mundiales como las Series Mundiales de Poker. Cada año, un número determinado de jugadores se clasifica para grandes competiciones jugando de forma humilde en torneos online, por lo que todos los jugadores con gran talento pueden optar a ganarse la vida con el poker a pesar de contar con un bankroll limitado.

Muchos torneos satélite pertenecen a la modalidad Step, que forma una serie de torneos en cadena cuya victoria nos conduce a la entrada en torneos de cada vez mayor envergadura, como si estuviésemos subiendo los peldaños de una escalera. De esta forma, se producen aguerridas eliminatorias en las que participan miles de jugadores de todos los niveles y con poderes adquisitivos muy diferentes.

Es importante recordar que, si somos jugadores principiantes que desean lanzarse por primera vez a la consecución de la victoria en un torneo, la mejor forma de reducir el riesgo de nuestra inversión es acogiéndonos a los diferentes bonos de bienvenida que nuestro casino online debe ofrecernos. Bet365 es un ejemplo de casa de apuestas líder en el ofrecimiento de bonos de bienvenida, y usando un Bet365 bono podemos reducir en gran medida ese miedo que nos produce la entrada a un torneo con un precio de buy-in medio o alto. Mediante un Bet365 bono, recibiremos un porcentaje del dinero que hemos invertido en nuestro primer ingreso, y para optar a ello tan sólo es necesario engrosar las filas de usuarios de estas fiables casas de apuestas.

Un tipo de torneo que suscita gran interés es el torneo con recompra de fichas o Rebuy, en el que existirá la posibilidad de volver a aumentar nuestro bankroll con la compra de fichas durante fases determinadas de la competición. De esta manera, podremos volver a colocarnos en una posición decente dentro del torneo si estamos flaqueando, pero pensamos que tenemos buenas oportunidades de volver a entrar de forma seria en la competición en nuestras próximas manos. Existen diferentes bonificaciones a las que acogernos en este torneo según las fichas que recompremos y lo lejos que lleguemos en las diferentes rondas. Por el contrario, en un torneo freezeout no podremos comprar fichas: comenzaremos con una cantidad determinada y tendremos que arrasar con las fichas de nuestros contrarios para poder eliminarlos del torneo. En otras palabras: si nos quedamos sin fichas en un torneo freezeout, nuestras opciones de ganar habrán terminado de una vez por todas.

Los torneos Sit & Go también son una divertida modalidad a tener en cuenta por los principiantes, ya que son torneos extremadamente cortos donde se comienza con un número muy limitado de fichas. Nuestro objetivo será eliminar al resto de jugadores en el menor tiempo posible agotando sus fichas. Estos torneos pueden llegar a ser multitudinarios debido a su gran rápidez, y la adrenalina está asegurada debido a que la única posibilidad es que un solo jugador termine el torneo en pie. La modalidad Spin & Go, exclusiva de PokerStars, multiplica los premios a obtener en este tipo de torneos mediante la aleatoriedad de premios: un rodillo giratorio decidirá a qué premios podemos aspirar justo antes de la partida. Los buy-in de estos torneos suelen ser baratos y su duración es muy corta, por lo que son una excelente puerta de entrada a la parte más competitiva del poker.

Los torneos shootout son una interesante vuelta de tuerca al concepto de torneo multimesa, ya que los jugadores no podrán moverse de la mesa que se les ha asignado en un principio. De esta manera, todos los jugadores lucharán por la victoria en la misma mesa hasta que sólo quede uno, al estilo de una partida de poker clásica. Por lo tanto, el torneo se divide en fases a través de las cuales se avanza según el número de mesas que hayamos sido capaces de limpiar: los jugadores con mayor capacidad para barrer a sus contrarios conformarán la mesa final, por lo que la rivalidad y competitividad estarán siempre aseguradas. Dependiendo del número de jugadores totales, el número de mesas con las que debemos hacernos para llegar a la fase final variará.

poker


Los torneos bounty o knockout son aquellos en los que obtenemos recompensas por cada vez que eliminamos a un jugador del torneo. Si somos especialmente competitivos y disfrutamos viendo a nuestros rivales ser ahogados por nuestro habilidoso juego, este tipo de torneo se convertirá rápidamente en nuestro preferido. Una comisión del precio de entrada puede ir a parar a la recompensa que se obtendrá por nuestra eliminación, por lo que un jugador puede recuperar con creces su precio de buy-in mediante la eliminación de varios jugadores en su mesa. Al igual que en otros torneos, el ganador será aquel que haya eliminado a todos los jugadores, pero está vez ganará sus recompensas en base a las víctimas que haya sido capaz de cobrarse a su paso.

Si somos jugadores principiantes que deseen acceder a grandes competiciones en el futuro, es esencial que vayamos reservando tiempo para participar en estos torneos. La emoción de los torneos y los precios de buy-in competitivos tan sólo se garantizan en casas de apuestas legales y de calidad como Bwin o Bet365. Además de sumar puntos para acceder a torneos freeroll, podemos escoger diversas modalidades de juego que nos supongan más eficientes a la hora de aprender los mecanismos de los diferentes torneos.

Un ejemplo de torneo ideal para jugadores principiantes con gran ambición por mejorar son los torneos satélite de Spin & Go. A pesar de ser rápidos y con precios de entrada muy bajos, ganando estos torneos podremos acceder a otros torneos de mayor envergadura que nos permitan avanzar a pasos agigantados en el mundo del poker sin gastar demasiado dinero en entradas para competiciones. Es así como muchos jugadores profesionales han grabado su nombre de forma permanente en la historia del poker, y es que si accedemos a torneos satélite y guardamos un control decente de nuestro bankroll, podremos jugar durante meses sin siquiera observar de lejos la posibilidad de bancarrota. Siempre podremos elegir el tipo de torneo que más nos motive y nos ofrezca diversión: añadir pasión junto a trabajo duro en nuestras partidas es la mejor garantía que tendremos para llegar lejos en el vasto universo del poker.